Infidelidad de la Macarena (canción de los del Río)

Tras veinte años bailando y moviendo las caderas, la sociedad encargada de prestar oído a las canciones se percató de que La Macarena ¡Ay!, Le fue infiel al Vitorino, su abnegado e inocente novio que perteneció a las fuerzas armadas.

Hasta donde sabemos, el joven de apellido Vitorino, no se metió In The Navi, porque le da miedo el agua, pero le gustaba mucho La Macarena, quien adoraba los veranos en Marbella, un rincón exclusivo y de lujo al que sólo podían acudir los generales más reputados.

La Macarena buscó a los dos amigos de su novio, de ese entonces, porque éste no le prestaba atención por andar jurando fidelidad hasta la madre patria y a ella le daban flojera las ceremonias, pero los dos amigos no.

Por eso la muchacha decidió pasar el tiempo dándoselas de muy buena, como en la serie de Elite, temporada 4, pero sólo para el baile, ya que se dedicó a darle alegría a su cuerpo, porque es cosa buena dedicarle tiempo a la danza, mientras decides que haría con tu vida.

Marbella

Han pasado más de 20 años de la jura de bandera del joven Vitorino y de que él descubriera que las intensiones de La Macarena no eran las de establecer una familia con él, pues sus deseos la llevaron a buscar irse de marcha a Nueva York, para ver si tenía suerte y ligaba a un novio nuevo.

La noticia sobre la infidelidad de la buena muchacha salió a la luz después de que un reputado juego pusiera a sus personajes a bailar al son de las caderas de La Macarena, chica de la que se han escrito leyendas y canciones en múltiples versiones, algunas más útiles que otras.

En Mileño nos enteramos, tras una extenuante y larga investigación de la larga trayectoria de La Macarena por el mundo, y supimos que tras su paso por Cuba, donde se ocupa para rehabilitar a niños con debilidad visual se fue hasta Nueva York para apoyar a los Clinton en los años ’90 de un convulso siglo XX.

Nuestra investigación no nos dejó llegar muy a fondo de la relación de La Macarena con los Clinton, algunos especuladores creen que La Macarena bailó y se fue con dos amigos, mientras que en la Casa Blanca se cocinaba un escandalo con un vestido y una becaria de apellido Lewinsky.

Las andanzas de La Macarena han sido muchas y renombradas en muchos lugares, casi siempre destinados para que la gente baile libre de prejuicios, de parejas y de otras cosas, pues el espíritu libre de la joven se ha trasmitido de generación en generación.

Al parecer el novio de apellido Vitorino no se vio afectado con la partida de La Macarena, pues él era un soldado muy obediente que sí cumplió con su jura de Bandera, mientras que a la joven le gustan las guerrillas.

Ambos hicieron sus vidas, pero el mundo recuerda muy bien que cuando Los del Río cantan es porque ritmo llevan y las aventuras de La Macarena se bailaron por todos lados.

La historia de la canción La Macarena

La canción de La Macarena se inspiró en los movimientos cadenciosos de una bailarina de Flamenco venezolana, los cuales inspiraron a Antonio Romero Monge, integrante del Dueto Los del Río, quien ni tardo ni perezoso escribió la canción en 5 minutos.

Quizá esas cosas pasan cuando alguien pasea por Venezuela, pero ese es asunto de otra canción.

La canción ocupó uno de los primeros lugares en fiestas y bailongos, y muchos tuvimos que escucharla y hasta bailarla sin percatarnos de que la chica en cuestión vivía libre como el viento, mientras que su novio Vitorino estaba en la obediencia máxima que te depara la vida militar.

Poco sabemos sobre el final de La Macarena, no sabemos si es feliz, si tiene hijos y es una mamá luchona, si consiguió un novio nuevo o si le heredó una infección a Vitorino después de estar con sus dos amigos, lo que sí sabemos es que lleva más de veinte años dándole alegría a su cuerpo, ¡Ay!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *