Cada que tiendes la ropa invocas a Tláloc

Tláloc

El dios de la lluvia Tláloc notó que mucha gente en México le ofrece la ropa limpia y oliendo a suavizante para ropa con aroma a Rosas o a dulces amaneceres y decidió en un acto no voluntario hacer llover sobre lo mojado.

Así que muchos miembros de la comunidad Twittera decidieron mostrar su agradecimiento con el dios de la mejor manera posible para ellos, no, no es danzando desnudos bajo la lluvia, ni haciendo chocolate caliente o algo así, es haciendo memes sobre el dios de los anteojos.

Ante lluvias que parecen propias del monzón los mexicanos hacen lo que mejor saben hacer, recordar cuando invocaron la presencia de los dioses, para que estos llegaran en el momento en que acabas de lavar tu auto o cuando acabas de tender la ropa.

Ropa con aroma a Petricor

Si amas el olor a tierra mojada con agua, no con lo que estás pensando, Tláloc se encarga de traer ese aroma cada vez que se te ocurre la mala idea de aspirar a tener ropa limpia y fresca en temporada de lluvias.

Piensa que si hasta un alto ejecutivo se puede presentar a una reunión internacional con la ropa sucia, los zapatos sin bolear o los calcetines rotos, Tláloc se encarga de evitar que se cumplan tus fresas aspiraciones de usar ropa que no tenga el dulce aroma del trabajo constante.

Sin miedo al éxito papá, si llueve puedes voltear tus calzones o seguir neceando con tus planes de salir para ofrecerlos al dios de la lluvia que sabe muy bien que no es muy inteligente que digamos fundar ciudades en los lagos, pero ya que estamos aquí, mejor sigamos con la dosis de buen humor que este generoso dios nos deja tener cuando nos deja estando en casa y evita que muramos de sed.

Sin agua no hay vida

Lo cierto es que nos gusta quejarnos, nos quejamos cuando la ropa se moja, cuando no podemos salir por la lluvia y cuando no hay agua para bañarnos o para beber.

En lugar de andar quejándonos de las bondades del agua que manda el dios prehispánico cuando hace falta deberíamos aprovechar que llega agua y evitar contaminarla dejando la basura donde estar, o tapando las coladeras de la comunidad con desechos como las colillas de los cigarros.

Sin agua no hay vida, pero a veces Tláloc se pasa de vivo y eso nos viene a afectar mucho, está bien que nos quiera, pero a veces que nos quiere como Elvira la de los Tiny Toons a sus mascotas, hasta morir.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta