Chistes de Borrachos

Los chistes de borrachos son clásicos y queridos por todos, más para los que nos fascina beber alcohol con los amigos en, es por eso que te traemos una recopilación de chistes pícaros de borrachos, para que pases un rato agradable.

Esta es una guía para ti amigo borracho, para que en la peda, no te quedes callado (recuerda siempre tenerla a la mano), recuerda compartir tus mejores chistes en contacto@mileño.com

Risa de Borracho

Ojo: estos chistes contienen palabras explícitas del folklor mexicano y de habla hispana (chistes groseros), algunas personas puede no llegar a gustarles, si es el caso les recomendamos no verlos, son pasados por tradición oral por borrachos, de borrachera en borrachera.

Los Mejores chistes de borrachos:

El borracho y la luz automática del baño.

Un borracho está en la cama y le dan ganas de ir al baño, como puede se levanta, va hacer sus necesidades, abre la puerta  y automáticamente la luz se prende, está fascinado.

Regresa a la cama todo emocionado: ¡Amor amor! (Hip), fui al baño, cuando abrí la puerta del baño automáticamente la luz se prendió como por arte de magia, ¡Qué impresionante! hasta sentí mi colita fresca.

La esposa lo voltea ver con una cara de chinga tu madre le dice: ¡ Pinche Juan!, te volviste a cagar en el refrigerador.

Un chiste corto de borracho:

Hay tienen a un borracho… (el que entendió entendió XD).

El borracho bestia

Hay tienes a un borracho saliendo de un bar y le dan ganas de orinar, ve una esquina y empieza a hacer sus necesidades.

Una señora que va pasando por la calle lo ve y le grita: ¡Ahhh qué hace marrano, qué bestia, qué monstruo, qué barbaridad!

Le responde: Tranquila Doña, no hace nada, lo tengo bien agarrado del pescuezo.

Los borrachos y el chocolate

Van dos borrachos en la calle y de repente uno se para y tambaleando le dice al otro:

– Compadre compadre, mire, es Chocolate.

– No mame compadre, es un mojón de mierda.

– Ay compadre si será pendejo, como va ser mierda, véala bien.

Los compadres se detienen a examinar la cosa que está en el suelo, la huelen y empiezan.

– Pues compadre, huele a caca.

– Si compadre huele a caca.

Se acercan y la tocan:

– Se siente como caca.

– Si si compadre, se siente como caca.

Prueban esa madre del suelo y la examinan bien.

– Sabe a caca.

– Si compadre, sabe a caca.

– ¡Que bueno que no la pisamos!

La botellita de los compadres

Un compadre le dice a otro:

– Compadre, mire compré esta botellita de tequila, ¿nos la mamamos?

– A chinga compadre, y ¿la botella para qué?

– Pues para darnos Valor.

Borracho y el militar

Un borracho va en la calle y se topa con un militar, sin querer le pisa el zapato.

– Híjole, perdóneme mi comandante.

– ¿Comandante? ¡Cómo que comandante!, ¿ya me vio bien, ya vio mis estrellas?

– Oh lo siento, ¡perdóname mi cielo!

Compadre vanidoso

Están dos compadres en plena peda uno y le pregunta al otro:

– Compadre, ¿Dígame la neta?, la verdad, al chile ¿Por qué toma?

– Verá compadre, yo tomo por vanidoso.

– ¿Por vanidoso? ¡A chinga! ¿Cómo está eso?

– Verá mi compa, es que con la bebida me siento más guapo.

– Y por qué estando briago se siente más guapo.

– Es que cada vez que llego hasta la madre de borracho a mi casa, mi mujer siempre me dice, ¡Muy bonito, muy bonito!

Mi mujer en la cantina

Dos amigos conversando en una cantina:

-Brother, ya no se que hacer, mi mujer se la pasa todas las noches de cantina en cantina y ya estoy desesperado.

– Ay amigo qué problemón, pero ¿Tu mujer bebe mucho?

– Se la pasa toda la noche de cantina en cantina buscándome.

Borracho nivel dios en el trabajo

Llega el jefe de Raúl y ve que está bebiendo.

– Raúl, ¿por qué está tomando?, sabe que no se debe beber mientras trabaja.

– No se preocupe jefe, tampoco estoy trabajando, ¡Salud!


El payasito en el bar

Hay tienes a un Payasito, con su nariz de bola, sus zapatotes y su voz castrosa y chillona entrando a un bar, en la puerta ve a todos y empieza,  -¡Chinguen su madre todos los del bar!

En eso se levanta un hombre negro, bastante musculoso, con cara de pocos amigos y va enojado rumbo donde está el payaso y le da un buen puñetazo en la cara.

El payaso un poco mariado sigue y dice: ¡Chinguen su madre todos los del bar!

Otra vez el negro se levanta y empieza a golpear al payaso.

El pobre payaso todo jodido dice: ¡Chinguen su madre todos los del bar! a excepción del negro.

El negro se levanta todo enfurecido y le da una madriza que casi mata al payaso.

El payaso todo madreado y le dice: y ahora por qué fue.

El negro responde: ¡Por pinche racista!

Orgía borracha

Una bola de borrachos estaban platicando.

– Tengo ganas de hacer una orgía, como en las películas

– Sí, (responde uno), y yo llevaría la bebida.

– Va, (responde otro), yo llevo los condones.

– ¡Sí!, y si nos sale bien, les decimos a las chavas.

Cucarachita en la cantina

Llega un hombre, bastante pedo a una cantina y le dice al cantinero.

– Cantinero, sírvame un tequila triple.

El cantinero lo ve y por su estado no cree que tenga dinero:

– ¿Amigo, trae dinero para pagar?

– No, pero podemos hacer una apuesta, yo le aseguro que mi cucarachita puede levantar el vaso de tequila triple que me servirá, si lo levanta, me quedo con el trago.

El cantinero se pone a pensar.

– Está bien mi amigo, si la cucaracha levanta el vaso le doy el trago, así nomás.

El borracho dice:

– ¡Cucarachita, levanta el vaso¡ 

Va llegando una cucaracha a paso lento, sube a la barra, se para enfrente del vaso y… ¡Zaz!, levanta el vaso.

Se hizo un silencio en el bar, vieron a una cucaracha levantar un vaso, los borrachos que estaban en el lugar se acercaron a ver.

El borracho dice:

– Le dije mi amigo, es más, a ver toda la bola de borrachos, les apuesto mil pesos a que mi cucarachita puede levantar la una botella llena, y de las patonas.

Los borrachos del bar empezaron a murmurar, incrédulos aceptaron la apuesta.

El borracho dice:

– Cucarachita, levanta la botella.

Y ahí va la cucarachita a paso lento, pasando por la mirada de todos los borrachos del lugar, llega enfrente de la botella y… ¡Zaz!, levanta la botella.

Todos, absolutamente todos se quedaron sorprendidos de la gran hazaña de una cucaracha, con gusto pagaron la apuesta.

El borracho dice:

– Va, a ver cuánto somos (empieza a contar y hace cuentas), les apuesto 30 mil pesos a que mi cucarachita nos puede levantar a todos sobre una mesa.

Hubo un silencio, muchos asombrados, otros incrédulos pero todos aceptaron, ya que querían ver si la cucaracha podía logran tan extraordinaria hazaña.

El borracho dice:

– A ver todos nos vamos a la mesa del rincón.

Sin decirlo dos veces todos los borrachos se subieron a la mesa, ninguno quedó fuera.

El borracho dice:

– Cucarachita, levanta la mesa.

Ahí va la cucaracha a paso lento, todos los del bar viéndola, todos callados, va la cucaracha a paso lento.

Enseguida va entrando otro borracho, ve a la cucaracha, ve a todos los borrachos arriba de la mesa, este borracho dice:

– No sean putos es una cucaracha, va y la aplasta con su zapato.

Albañiles y el gay

Unos albañiles, siempre a las seis de la tarde se sientan afuera de la obra a echarse unas cervecitas y como a los 30 minutos siempre pasa un Gay, y los albañiles siempre le gritan:

– Ese puñal, te gusta el arroz con popote, te gusta la coca cola tibia, muerde almohadas, maricón…

El Gay solo los observa y les grita:

– Babosos, macuarros, cochinos, pelados, bola de borrachos nacos y pendejos.

Así pasaron los días, hasta que uno de los albañiles se entera que el cumpleaños del gay es mañana, por lo que decidieron no decirle ningún insulto.

Llega el día del cumpleaños del gay, los albañiles salen como siempre a echarse una cervecita, a los 30 minutos pasa el gay y ellos le dicen:

– Adiós flor del campo, preciosura, divina, chulada, reinita hermosa.

El gay les contesta:

– Adiós ingenieros.

Los borrachos y la luna

Van caminando dos borrachos en la noche y uno le dice al otro.

– Compadre, compadre, mire la luna, ¡Está llena!

– ¿De que?

Lo que pasó en Tejeringo el Chico

Un forastero a caballo entra en una cantina, se echa sus alcoholes, cuando sale, ve que su caballo no está, entonces entra de nuevo a la cantina y grita.

– ¡Alguien se llevó mi caballo!, voy a entrar a tomar unos alcoholes de nuevo, si no está mi caballo cuando salga, ¡pasará lo que pasó en Tejeringo el Chico!

Todos los del lugar se quedaron callados y preguntándose ¿Qué pasaría en Tejeringo el Chico?

Después de unos alcoholes, el forastero azota el vaso contra la mesa y vuelve a gritar.

– Les recuerdo que si no está mi caballo cuando salga, ¡pasará lo que pasó en Tejeringo el Chico!

Todos los de la cantina se quedaron fríos, por la voz tan intimidante de aquel hombre. El forastero termina su ronda de alcoholes (hasta el cantinero por la molestia de su caballo no le cobró), se levanta y grita enfurecido.

-Si salgo y no veo a mi caballo, ¡pasará lo que pasó en Tejeringo el Chico!.

Va rumbo a la salida, con paso firme y al salir ve que está su caballo, hasta cepillado y comido se lo entregaron, este se sube al caballo y antes de que partiera, una persona temerosa lo detiene y le pregunta.

– Este, disculpe amigo, ¿Qué pasó en Tejeringo el Chico?

El hombre lo ve y le contesta.

– Lo que pasó en Tejeringo el Chico fue, ¡Que me robaron mi caballo!

Cuéntame chistes de borrachos

Chistes de borrachos hay muchos, algunos son inocentes, algunos son picantes otros son groseros o subidos de tono, hay chisters sobre borrachos mexicanos, argentinos, alemanes, de los que quieras.

En Todo para Borrachos te contamos los mejores chistes para que te rías y hagas reir a tus borrachos consentidos en las pedas.

¿Te ha pasado que te dicen en una fiesta, cuéntame un chiste  y te quedas callado?, para ayudarte a salir del paso y seguir bebiendo,  agarra los chistes que quieras, son para ti, te recomendamos siempre tenerlos a la mano.

Si estás en una borrachera virtual, además de chistes, puedes dejarles a tus cuates memes de borrachos, porque una imagen hace reír más que mil palabras.

Déjanos tus chistes de ebrios

 Si quieres contribuir, déjanos tus comentarios o envíanos tu chiste a contacto@mileño.com, nosotros te los publicamos, saca el borracho gracioso que llevas dentro.

¿Qué otros chistes de ebrios te sabes?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *